Aurora

Un signo de calidad

Con el apoyo financiero de Isaia Levi, la compañía fue fundada en 1919 en Turín, con el nombre de Fabbrica Italiana di Penne a Serbatoio-Aurora.

Sus primeros modelos, la mayoría de ellos de color negro, pudieron competir en el mercado con los productos norteamericanos y británicos gracias a su calidad.

En 1925, debido al éxito cosechado por las plumas realizadas en diversos colores provenientes de norteamerica, Aurora lanzó su propia línea, llamada International, fabricada con un material recién introducido: el celuloide. Esta línea, bastante similar a los Duofolds de Parker, contribuyó a cimentar una fuerte reputación para la casa.

En 1929 la compañía fue reestructurada completamente, tanto en el área de producción como en la comercial, aplicando modernos conceptos de organización industrial y marketing. De este modo se introduce en los mercados español, suizo y polaco.

Ya en 1930 la marca había conseguido un segmento considerable del mercado italiano. Ese mismo año lanzó las series Novum.

Nuevos mecanismos y diseños

Ha sido una constante en la trayectoria de la marca su afición a producir modelos innovadores e inusuales, introduciendo nuevos mecanismos y diseños, que en la mayoría de los casos fueron exitosos.

En 1935, coincidiendo con la invasión italiana de Abisinia, se lanza la línea Etiopía, con la figura del águila imperial romana inscrita en el capuchón, pensada para el personal que hacía servicio en el extranjero.

Durante la II Guerra Mundial se desarrolla, debido a la carencia de oro, una aleación llamada platiridio para la producción. Al mismo tiempo se comercializan series económicas como Selene y Olo y un modelo para estudiantes llamado Topolino (el nombre por el que se conoce a Mickey Mouse en Italia).

La antigua fábrica de Aurora fue completamente destruida durante la guerra. A principios de 1947 la nueva planta de producción, situada a las afueras de Turín, ya estaba rindiendo al 100% de su capacidad.

Parker 51 vs 88

Por esa época la Parker 51 hacía furor en el mercado, y para competir con ella la marca saca al mercado la 88. Se trata sin duda de la pluma más famosa fabricada en Italia, diseñada por Marcello Nizzoli.

En 1954, ante el avance del bolígrafo como competidor de la pluma, se hace necesario lanzar una versión del 88, llamado Duo Cart, para ganar ese mercado. El cartucho de tinta empleado estaba diseñado por el premio Nobel de Química de 1963, Giulio Natta.

En los años 60 la empresa es comprada por la familia Verona. La filosofía de los nuevos dueños se basa en mantener la alta calidad de los productos fabricados y ampliar el mercado. En 1965 se introduce el modelo Reserve Magic y en 1965 el Auretta.

Productos de Museo

El arquitecto Marco Zanuso diseña, en 1970, un revolucionario producto para Aurora. El Hastil, con un cuerpo cilíndrico, estaba fabricado en acero especialmente tratado y en su interior contaba con un mecanismo llamado Idrograph para el suministro de tinta. Este producto despertó un gran interés internacional. De hecho, se exhibe en el Departamento de Diseño Industrial del Museo de Arte Moderno de New York.

Continuando con el éxito del Hastil, en 1982 se lanzaron nuevas series, Marco Polo y Magellano, esta última más lujosa, usando oro y plata en su fabricación.

En 1986 se comercializa el Kona, creado por un famoso diseñador de coches, Guigiaro. El modelo presenta reminiscencias neo-clásicas y se asemeja a columnas dóricas.

En esta década Aurora propicia la reintroducción del Glorious 88 en dos versiones diferentes: una grande y otra más esbelta. La combinación en este producto de tecnología y fabricación artesanal hace que la 88 sea la primera pluma exhibida en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de Milán.

Ya en los 90 son introducidas las series Optima (derivada de un modelo de los años 30) e Ipsilon.

La firma actualmente es dirigida por Ing. Franco Verona, y goza de una excelente reputación por su capacidad de innovación, la fiabilidad de sus mecanismos y sus diseños artesanales. Sus modelos son ambicionados por muchos coleccionistas, especialmente el Glorious 88, destinado a convertirse en un clásico.