Swan

El financiero Nobuo Itou fundó la compañía en 1906 con el objetivo de buscar nuevos beneficios y negocios.

Al comienzo, vendía estilográficas de la casa Ikeda y Sougo Kawai e importaba plumillas de Perry para fabricar sus plumas Swan.

En 1918 ya había 140 empleados y se fabricaban alrededor de 200.000 plumas al año, lo que supuso que ocupasen el 60% del mercado japonés.

La marca Swan fue registrada por el Gobierno Japonés. La casa Mabie Todd interpuso un pleito, ya que anteriormente ellos ya habían registrado esa misma marca. Además, algunos modelos aparecidos en el catálogo de 1912 de Swan tenían cierta similitud con los de la compañía Mabie.

A pesar de todo esto, Itou Swan sobrevivió y la compañía produjo plumas de alta calidad antes de la Primera Guerra Mundial.

Posteriormente se dedicó a la fabricación de pequeños bolígrafos y sólo a finales de los años 80 volvió a tener la importancia de años anteriores.